Poblanos recuerdan el sismo del 19S con temor y como una gran lección

9/18/2018 08:15:00 p.m.

Angélica Tenahua Arévalo

Con temor pero con una gran lección, los poblanos, recuerdan el sismo del 19 de septiembre, esto a un año de registrarse el fenómeno natural, por lo que los ciudadanos confían en que no se repita este mismo escenario.

Durante un sondeo por Foro Político, los ciudadanos compartieron su experiencia del temblor de 7.1 grados que sorprendió a los poblanos, dejando sin vida a 9 personas.

“Tengo el temor que suceda lo mismo que hace un año que se registre otro temblor, fue como mucha sorpresa porque nunca había vivido una experiencia así, ver tanta gente en crisis y las afectaciones en los inmuebles, hasta el momento no podré olvidar esta parte de mi vida y cada día que se acerca la fecha duermo con ese temor de que si viva lo mismo es un incertidumbre”, expresó.

Azareli, estudiante de nivel medio superior del campus regional de Izúcar de Matamoros, de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, (BUAP), recordó que fue una experiencia traumática, debido a que en la mixteca se sintió más fuerte que en la capital.

Recordó que estaba en horas de clases en el cuarto piso de la preparatoria de la universidad, cuando un fuerte movimiento los sorprendió, por ello los estudiantes de manera rápida se reguardaron en una zona segura.

Y es que hay que recordar que fue en punto de la 13:14 horas cuando no había transcurrido más de dos horas que se había concluido el simulacro del temblor del 19 de septiembre pero de 1985, cuando los poblanos fueron sorprendidos con el sismo de 7.1 grados con epicentro en los límites de Puebla y Morelos.

Por lo que en el zócalo capitalino se vivieron horas de crisis y desaliento, debido a que en los comercios establecidos de los portales en algunos de ellos se registraron severas afectaciones, en donde cornisas se derrumbaron y en otros los vidrios tronaron y las instalaciones de luz y gas, se dañaron.

Sin contar con comunicación por más de hora, donde solo salían los mensajes de WhatsApp, la preocupación crecía.

Las zonas más afectadas del corazón de la ciudad, fueron el Parián, donde la Casa de Alfeñique sufrió graves daños, así como la preparatoria Lázaro Cárdenas de la BUAP, por lo que se registró la muerte de una trabajadora y un ex alumno.

Asimismo, en la 12 poniente también falleció una indigente, debido a que se le cayó una parte de la cornisa de la vivienda ubicada en esta calle esquina con la 5 de mayo.

De igual forma, en la escuela Héroes de la Reforma, una señora y dos menores de edad murieron, una de ellas era su hija, así como 2 mujeres en la calle 16 septiembre.

Y es que conforme pasaba el tiempo, los datos duros se daban a conocer, las muertes eran confirmadas, las autoridades municipales de todas las áreas, principalmente Protección Civil, Seguridad y Bomberos, realizaba labores para evacuar a la gente y brindar el auxilio.

Las cortinas de los comercios empezaron a bajar, la gente caminaba y otros corrían por las calles, debido a que se cortó la circulación del transporte público, y entre más se recorrían las calles de la 2 norte, la zona del Parián de la 6 oriente y 2 norte, pero sobre todo de la 12 poniente, se detectaban más escombros de las cornisas y marquesinas de la casonas.

Las clases se suspendieron, las labores en el gobierno municipal, la actividad comercial también se detuvo, debido a que el temblor dejó muchas afectaciones que los poblanos no se imaginaban que pudieran pasar.

Mientras tanto, se instaló un control de mando en el Paseo Bravo, para operar desde esta zona, debido a que el centro de la ciudad era un caos.

Al siguiente día, las calles del corazón de la ciudad eran un escenario de pueblo fantasma, debido a que no hubo actividad comercial, clases, ni transporte público, sin embargo la ayuda y la suma humanitaria se reforzó, por ello todos los ciudadanos acudieron al centro de acopio ubicado en la plancha del zócalo para apoyar a los afectados por este sismo.

Fue hasta el tercer día cuando comenzó la actividad en el Centro Histórico, los trabajadores del gobierno municipal regresaron a sus actividades y los comercios abrieron sus cortinas, sin embargo la reconstrucción está llegando a un 90 por ciento de avance a un año del siniestro.

Las pérdidas económicas de los comerciantes establecidos, fueron de hasta el 60 por ciento, debido a que se prohibió la circulación del transporte público a las calles 12, 14, 16, 11, 13 y 15 oriente- poniente y 9 norte.

Comparte la nota:

Notas Relacionadas

Siguiente
« Nota anterior
Anterior
Next Post »