¿Por qué hay cada vez más mujeres infieles?

3/15/2018 02:11:00 p.m.

"La infidelidad es el único mandamiento repetido dos veces en la Biblia, ¿verdad? Una vez por hacerlo, y otra por pensarlo", dice la psicoterapeuta Esther Perel.

Perel ha estudiado la infidelidad en la sociedad moderna durante más de una década y es autora del libro 'The state of affairs: rethinking infidelity' ('La situación de los amoríos: repensando la infidelidad').

El 93% de los estadounidenses piensa que la infidelidad es moralmente incorrecta, lo que supone que es más moralmente reprobable que la clonación, el suicidio, o la violencia doméstica, comenta Perel. Sin embargo, muchísima gente sigue engañando a sus parejas y este número va en aumento, aunque en esta ocasión, las mujeres están echando una mano.

La psicoterapeuta belga señala que ahora las esposas engañan un 40% más que en el año 1990, mientras que los números entre los varones han permanecido inalterados. Distintos estudios de EEUU han llegado a la conclusión de que la infidelidad femenina oscila entre el 26% y 70%, mientras que la masculina va entre el 33% y 75%.

En sus propias palabras, las mujeres están eliminando la "brecha de la infidelidad de género". Asimismo, afirma que el sexo está lejos de ser la única razón por la que las personas son infieles, y tener amantes no siempre implica que esas personas estén inmersas en una relación problemática.
"Las aventuras se producen en el seno de matrimonios bien avenidos, en malos matrimonios, cuando los cónyuges son jóvenes, viejos, heterosexuales, homosexuales, sean como sean", declaró Perel. "Cuando las personas buscan algo diferente no desean tanto dejar a la persona con la que están sino dejar de ser la persona en la que se han convertido".

Para los individuos que buscan relaciones extramaritales incluso existen sitios web especiales —como Ashley Madison— que ayudan a hombres y mujeres casados a buscar una aventura.

Perel asegura que no recomienda ser infiel, aunque llama a ser empáticos frente a las personas que puedan cometer una infidelidad y no juzgar la realidad de forma maniquea. "Tenemos que ser honestos sobre el tema", concluye.

Con información de Sputnik


Comparte la nota:

Notas Relacionadas

Siguiente
« Nota anterior
Anterior
Next Post »